Gijón Fútbol Femenino

Escudo del Gijón Fútbol Femenino

Escudo del Gijón Fútbol Femenino

El Gijón Fútbol Femenino nace en el verano del año 2000, cuando un grupo de 16 jugadoras deciden formar su propio equipo, como consecuencia de la falta de valoración que el fútbol femenino recibía en sus respectivos clubes.

Tras un ingente esfuerzo por parte de las jugadoras, y de quienes a la postre formarían la directiva, se consigue lo necesario para inscribir al nuevo equipo en la competición. Dada su condición de equipo de reciente creación, el equipo inicia su andadura en la Liga Regional asturiana con el objetivo de luchar por el ascenso a la Liga Nacional.

En esa primera temporada 2000/2001, el equipo gijonés no sólo logra el título de campeón de Asturias, sino que lo hace con una autoridad abrumadora, venciendo todos los encuentros disputados, con un bagaje de más de 100 goles a favor , y tan sólo 12 en contra, proclamándose campeón a falta de varias jornadas para finalizar la liga.

En la campaña del 2001/2002, el club se lanza a una nueva aventura, la creación de un equipo filial, con todo lo que esto supone a nivel de tiempo, dinero y dedicación. A esto, se suma el pasar a disputar con el primer equipo la Liga Nacional. Todo un salto de cantidad y calidad. Aquí comienza a forjarse un ambicioso
proyecto para el desarrollo del fútbol base femenino.

En esta campaña, donde el equipo tiene que adaptarse a un nivel mucho mayor , se logra el subcampeonato de liga, realizando un final de temporada excepcional, convirtiéndose en un referente en la competición en el año de su debut en la Liga Nacional. Por su parte, el recién creado equipo filial, logra un meritorio décimo puesto en el primer año de varias de sus jugadoras en una liga de fútbol.

La temporada 2002/2003, supone el definitivo salto de calidad de los dos equipos, logrando el “B” la cuarta plaza en el campeonato regional, mientras que el primer equipo lograba el título de la Liga Nacional, lo que le daba la opción de luchar por el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino Nacional, División de Honor . El sorteo quiso que los enfrentamientos fueran con el F.C. Barcelona y el equipo navarro Lagunak.

El equipo, acusó en ese momento su falta de experiencia y no consiguió el ascenso.

Durante la pretemporada 2003/2004, el equipo fue invitado por el campeón de División de Honor , el Athletic de Bilbao, a jugar un partido amistoso, todo un orgullo dada la entidad deportiva que había solicitado a nuestro equipo para dicho acontecimiento, diputándose el partido ante más de 2.000 personas.

En este año el equipo se proclama de nuevo campeón de Liga demostrando ser superior a sus rivales, al lograr el título a falta de cuatro jornadas para el final de la liga. Teniendo el equipo de nuevo la oportunidad de jugar la Fase de Ascenso a Superliga. En dicha fase se enfrenta al Andalucía y Oiartzun, quedándose un año más a las puertas de conseguirlo pese al buen papel realizado en los dos partidos.

En la temporada 2004/2005 el equipo mantuvo el liderato desde la primera jornada del campeonato, consiguiendo de nuevo ser campeonas del Grupo II de la Liga Nacional. Después de ser emparejadas para la Fase de Ascenso con el Corderex de Mérida y con el L´Estartit de Gerona, se logra el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino nacional, tras vencer a sus dos rivales.

En la recién terminada temporada 2005/2006, nos enfrentamos al mayor reto de nuestra “pequeña” historia, ya que estando en lo más alto del Fútbol Femenino, La Superliga, clubs como el F .C. Barcelona, Atlhetic de Bilbao, R.C.D. Español, Levante…..serían nuestros rivales, poderosos tanto económica como deportivamente. El equipo se volcó en cada partido por intentar mantener la categoría, hecho que no fue posible y el descenso fue inevitable, pese a ello fue un año lleno de experiencias inolvidables y sin duda alguna, de unión de equipo.

Sin embargo, desde ese momento se toma conciencia del potencial que tiene el club y paulatinamente se van incorporando a la estructura nuevos equipos, como es el caso del alevín, que sigue compitiendo en la actualidad y es el único equipo femenino de Xixón en la categoría.

En la Temporada 2015-16 nuestro camino se cruza con el del Unión Club Ceares, y nuestras conversaciones acerca de unir esfuerzos se ven reflejados en la creación de la Escuela Mixta de Fútbol. La EFM nace con el objetivo de crear un fútbol base para tod@s. Un fútbol en el que todos estemos a gusto, colaboremos y sintamos nuestro, fomentando además de técnica deportiva, pasión por un deporte y unos valores dignos para estas categorías que serán el futuro de ambos clubes.