Una Escuela para la igualdad y el respeto. Carta al Comité Ciudadano AntiSIDA de Asturias.

2 febrero, 2018 a las 20:34 Social

Queridas compañeras del Comité Ciudadano AntiSIDA,

Parece que se confirma por fin el desarrollo del campo para la Escuela Mixta de Fútbol, compuesta por el Gijón Fútbol Femenino y el UC Ceares. Un proyecto donde la educación no sexista en el ámbito del balón y en general la de las niñas y niños es eje fundamental. Esperamos que esta escuela sirva para avanzar en una sociedad más igualitaria y más justa, donde el género no sea un impedimento para disfrutar del deporte que cada una elija. Para poder jugar y compartir con plena normalidad su infancia, su niñez y su adolescencia con las mismas posibilidades y los mismos recursos, también en el fútbol.

Un proyecto pionero en el estado, en donde otros clubes y ciudades a cientos de kilómetros han puesto sus ojos. Donde las primeras experiencias inspiradas por el mismo ya están en funcionamiento.

No podemos sino agradeceros al Comité Ciudadano AntiSIDA vuestra tolerancia, vuestra visión y vuestra disposición a colaborar activamente en que este proyecto salga adelante.

Somos conscientes de que el comité peleó mucho por visibilizar y poner nombres y apellidos a lo que una sociedad intransigente quería meter en un cajón con la receta del miedo y la segregación.

Nos hicisteis comprender que esto nos atañe a todas y todos y que la educación, la información y el respeto es la única vía posible para recorrer un camino en el cual no se puede bajar la guardia.

El cariño, la comprensión, el asesoramiento y la pelea por visibilizar la lucha cotidiana sigue estando hoy más patente que nunca. Desde el UC Ceares y el Gijón Fútbol Femenino no queremos que este proyecto pueda perjudicar en modo alguno esa labor, por lo que pedimos justo lo contrario, que sume, que sirva para visibilizar aún más el bosque de la memoria, el monumento en recuerdo y la lucha de toda esa gente de nuestra familia, nuestra calle, del barrio, del barrio de al lado, de nuestra ciudad, de Asturias y en definitiva de la humanidad.

Es testimonio de quien sufrió y sufre. Por ello debe estar en lugar importante y debe efectuarse una actuación a la altura de las circunstancias. Debe generarse un beneficio colateral, no un daño.

El Comité Ciudadano AntiSIDA somos todas y todos. Por ello, como ya manifestamos con anterioridad, desde aquí como personas y como entidades nos ponemos a vuestra disposición para cualquier actividad tanto educativa, lúdica o participativa para la cual nos requiráis. También tomamos la iniciativa en este sentido para ser nosotras las que las propongamos.

No sólo por solidaridad. También por justicia social con todas las compañeras y compañeros que sufrieron el vacío y la soledad. Sin duda, en la memoria colectiva está el principio de la igualdad y la solidaridad.