Skip to main content

[Ceares 2-2 Praviano] La suerte también juega

Fantástico espectáculo en que nos brindaron el viernes dos equipos que luchan hombro con hombro, por el play-off. Lejos de exhibir un gran juego, las dos escuadras consiguieron marcar siempre en el momento preciso. El empate final parece justo, pero la victoria pudo caer para cualquier lado.

Rubo conduce ante un defensor del Praviano
Rubo consiguió el empate con una soberbia vaselina

Con una gran entrada en la Cruz, saltaban al campo los dos equipos revelación de la temporada. Por los locales, las bajas de Pichón, por lesión, y de Meana, por sanción, limitaban los recursos del mediocampo. El Praviano es un equipo de los tapados. Pero con su juego parece cada vez más una alternativa real. Demostró ser un conjunto muy bien trabajado. Incluso quedándose con 10, no se demostró sobre el campo su inferioridad numérica.

Ceares 2 – 0 Praviano

Ceares: Kike, Fonso, Lozano, Borja Noval, Óscar Ruiz (Aitor 80′), Juan Carlos, Pablo Martínez, Borja Argüelles (Fran Dos Santos 89′), Jimmy, Pelayo Torre y Rubo (Rigo 69′)

Praviano: Raúl, Areces, Fran Martín, Moisés, Bertín, Quiñones, Girol, Guillermo (Chus 91′), Aitor, Barto (David 91′) y Morán (Luis 82′)

Goles:
0-1: Girol 35′
1-1: Pelayo Torre 42′
1-2: Morán 48′
2-2: Rubo 53′

Árbitro: Toyos Acosta. Expulsó a Fonso Bellón del Ceares y a Aitor del Praviano, ambos por doble amarilla. Amonestó a los locales Noval, Kike y Pelayo y al visitante Girol.

Incidencias: Más de medio millar de personas en La Cruz. Partido declarado como día del acompañante. Terreno de juego en muy buenas condiciones.

Empezaba dominando el Ceares. La espectacular línea de 3 de los brickers, Borja Argüelles, Jimmy y Pelayo Torre, entraba mucho en contacto con el balón, pero faltaba el último pase. Ese momento en que se decide si la jugada es peligrosa o no, El encuentro se disputaba sobre todo en el campo del Praviano, pero ningún “uy” se escuchó en la Cruz.

Y el partido cambió de repente. Falta alejada del área de Kike. Al cancerbero local se le escapa el balón, y Dani Girol empujaba a la red. Primera llegada del Praviano al área y gol. Cerca del descanso el conjunto visitante se adelantaba y un nudo se nos ponía en la garganta.

Pero, cuando peor estaban las cosas para el Ceares. Pelayo Torre clavó su disparo en la escuadra de Raúl. Tras una gran jugada de Borja Argüelles, el balón le caía al mediapunta gijonés que la enchufaba. En apenas 5 minutos, el partido se había decantado ya para los dos equipos.

Hasta el descanso todavía tuvo otra el conjunto teyero. Falta lateral que bota Óscar Ruiz, y Borja Noval remata a gol. Cuando ya se celebraba el gol, el árbitro anula el gol a instancias de su juez de línea, que vio la mano previa.

Se llegaba al intermedio con la sensación de que el partido se había inclinado hacia el lado local. Tras empatar, y con más posesión, parecía que se llevaría el gato el agua. Esa sensación se agudizó cuando en el minuto 47, el visitante Aitor era expulsado por segunda amarilla. Empatados y 43 minutos por delante.

¿Qué podía fallar?

En la siguiente jugada, marca de nuevo el Praviano. Balón en el área que Morán manda al palo corto. Auténtico jarro de agua fría. Cuando más cerca se veía la victoria local, eran los visitantes los que golpeaban.

Pero sólo 5 minutos después, golazo de Rubo al colocar el balón por encima de Raúl desde el perfil derecho del área. 2-2. y mucho tiempo por delante.

¿Qué podía fallar?

Pero el Praviano demostró que está tercero por algo. El Ceares, quizás abusando del balón en largo, y sin poder tocar el balón tanto como de costumbre, no consiguió crear ocasiones. Es más, se acrecentaba la sensación de peligro visitante. Esa sensación se acrecentó cuando Fonso Bellón fue expulsado por su segunda amarilla. Guille por una banda, y Barto por la otra pisaban área constantemente. El Ceares sufría más de lo normal, no tenía el balón. Y los brickers necesitan el balón.

El último susto del día lo dio Kike tras responder a una agresión. Corría el minuto 79 cuando empujaba a un rival que previamente le había pisado y lanzado un manotazo que esquivó el portero local. Tras unos segundos sin respiración, el árbitro castigó la acción de Kike sólo con amarilla.

De ahí al final, ausencia de ocasiones. Punto que puede satisfacer a ambos, al Praviano por estar contra las cuerdas mucho tiempo, y al Ceares por estarlo al final. Este punto les permite a ambos mantenerse en la zona noble de la tabla. Y lo están por méritos propios, como quedó claro el domingo.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda